Página de Inicio
Para contactarnos
Página de Inicio Actividades en el Secretariado de Caracas Eventos a realizarse y reseñas de las actividades efectuadas en la Arquidiócesis de Caracas Un paseo virtual por el Secretariado Arquidiocesano Para contactarnos
Celebrar la Navidad
en familia
El Secretariado Arquidiocesano de Pastoral Familiar
ha editado desde hace unos años
una liturgia para celebrar la Navidad en casa,
cedida por el Pbro. Publio (Barquisimeto),
con el fin de ayudar en la espiritualidad de la familia
en una fecha tan sentida y especial para el cristiano.
   
 

Que cada celebración
nos ayude a profundizar el verdadero sentido de la Navidad,
en la esperanza, la luz y la paz 
que Jesús nos regala con su Encarnación 
y que, como familia,
hemos de vivir y de hacer vivir
a todos los que nos rodean.

 

Que Aquel que está por venir, nos bendiga a todos.

 

“La Navidad es acontecimiento de luz,
es la fiesta de la luz: en el Niño de Belén, la luz originaria vuelve a resplandecer en el cielo de la humanidad
y despeja las nubes del pecado.
El fulgor del triunfo definitivo de Dios aparece en el horizonte de la historia para proponer a los hombres
un nuevo futuro de esperanza.
Jesús nace para la humanidad, que va en busca de libertad
y de paz; nace para todo hombre oprimido por el pecado, necesitado de salvación y sediento de esperanza”.

Juan Pablo II. Homilía Misa Nochebuena 2001 y 2002.

Celebración ante el Nacimiento

El pesebre o Nacimiento pertenece a una tradición cuyo origen se remonta a la época en que vivió San Francisco de Asís (1181-1226), quien para hacer más entendible el mensaje que se proclamaba en la celebración de la misa de Navidad, desarrolló el primer pesebre viviente del que se tiene noticia.

Esta tradición tiene un fuerte arraigo en nuestra época.

Esta bendición se puede hacer al terminar el pesebre o en la Noche Buena.

1-Invitación:

Sugerimos que esta celebración familiar pueda realizarse al terminar de preparar el pesebre o en la Noche Buena. También sugerimos llevar la imagen del Niño Jesús a la Parroquia para que sea bendecida por el sacerdote o el diácono.

2- Invocación Inicial:

Guía: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén

3- Introducción:

Guía: Alabemos y demos gracias al Señor, que tanto amó al mundo que le entregó a su propio Hijo.

Todos: Bendito seas por siempre, Señor.

Guía: Durante estos días tan especiales de Navidad, vamos a contemplar el significado de este nacimiento colocado en nuestro hogar y meditaremos el gran amor del Hijo de Dios, que siendo Dios inmenso quiso hacerse hombre para habitar en medio de nosotros y mostrarnos el camino de la Vida. Pidamos pues, a Dios, que el misterio que representa el pesebre que nuestras manos han hecho, sea vivido intensamente por nuestro corazón y nos haga crecer en la fe en el Hijo de Dios.

4- Lectura de la Palabra: Lc.2,4-7

“También José, como era descendiente de David, salió de la ciudad de Nazaret de Galilea y subió a Judea,
a la ciudad de David, llamada Belén,
para inscribirse con María, su esposa, que estaba embarazada.
Cuando estaban en Belén, le llegó el día en que debía tener su hijo.
Y dio a luz a su primogénito, lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre,
porque no habían hallado lugar en la posada”.

Guía: Palabra de Dios

Todos: Te alabamos Señor.

(Después se puede cantar un aguinaldo)

5- Preces

Guía: En este momento en que nos hemos reunido toda la familia para dar inicio a la fiesta de Navidad, dirijamos nuestros corazones y nuestra oración a Cristo, Hijo de Dios Vivo, que quiso ser también hijo de una familia humana:

Todos: Por tu nacimiento, Señor, protege a nuestras familias y a nuestro pueblo.

Guía: Tú, que amaste y fuiste amado por tus padres en la Sagrada Familia de Nazareth,
afianza a nuestra familia en el amor y la concordia. “Oremos al Señor”.

Todos: “Te lo pedimos Señor.” (Después de cada petición)

Guía: Tú, que naciste en un humilde portal,
infunde tu espíritu a nuestro pueblo para que nuestro amor
y nuestra solidaridad se manifieste de manera particular
con los más pobres y los que sufren.
“Oremos al Señor”.

Guía: Tú, que has dado parte de tu gloria a María y a José, admite a nuestros familiares,
que en otros años celebraban las fiestas de Navidad con nosotros, en tu familia eterna.
“Oremos al Señor”.

(Se pueden hacer peticiones libres)

6- Oración ante el Pesebre:

Guía: Señor, Dios, Padre nuestro: Te bendecimos, te adoramos y te glorificamos, porque tanto amaste al mundo
que nos entregaste a tu Hijo Único nacido de María la Virgen por obra y gracia del Espíritu Santo,
haciéndose uno de nosotros, compartiendo nuestra condición humana menos en el pecado.
Congregados como familia cristiana contemplamos el momento de tu nacimiento representado en estas imágenes. Derrama tus gracias y bendiciones para que profundicemos en la gratitud y en la fe.
Te lo pedimos por Jesús, tu Hijo amado, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo,
por los siglos de los siglos.

Todos: Amén
-----

Bendición de la Cena de Navidad

La Cena de Navidad es un evento familiar muy importante
donde nos reunimos en torno a Jesús recién nacido.

Bendigamos estos alimentos.

Guía: En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Todos: Amén.

Guía: Señor, al agradecerte el regalo de tu Hijo Jesús hecho niño, te pedimos que bendigas nuestra mesa
y quisiéramos que el mundo fuese, al menos por una noche, una gran familia: sin guerras, sin miserias,
sin drogas, sin hambre y con algo más de alegría y justicia.

Que en esta casa acojamos a Jesús, el recién nacido, siendo canales de amor y perdón.
Consérvanos como familia, bien unidos y con mucha fuerza y ternura para trabajar y lograr un mundo más justo
y de más amor.

A ti la gloria y el honor, por los siglos de los siglos. Amén.

Todos: Padre nuestro que estás en el cielo...

Guía: Démonos un abrazo de paz... Un abrazo en familia... 
____

Celebración para la noche de Año Nuevo
31 de diciembre

Nuestra voz se eleva suplicante a Dios Padre, para que por el Nacimiento de su Hijo, vida del mundo,
traiga consuelo y paz a nuestros hermanos.

Encenderemos un cirio que nos recordará en esta noche, y en el año que viene,
que “Cristo es Luz y Vida para el nuevo año”.

Inicio

Se enciende el cirio adornado para la celebración.

Todos: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Guía: En esta noche, noche de reflexión sobre nuestras vidas, nos queda una página de nuestro diario
de este año.

Queremos emplearla para decir tres palabras: GRACIAS... PERDÓN... AYÚDANOS...

GRACIAS, SEÑOR:

Guía: Por haber llegado al fin de este año creyendo, confiando y amándote a Ti.
Muchas veces nos sentimos desfallecer, pero allí estabas Tú para animarnos.
Por esto te damos gracias.

Todos: Gracias, Señor.

Guía: Porque nos has dado el don de la fe en nosotros; por la mano amiga, la compañía y la alegría.
Por tantos ojos que nos miraron con ternura, por las palabras que nos alentaron y los oídos que nos escucharon.
Con alegría, te damos gracias.

Todos: Gracias, Señor.

Guía: Por todo lo que hemos recibido, que reconocemos que ha sido don tuyo, también por los momentos difíciles. Gracias, incluso, por aquel ser querido que perdimos. Sabes cuánto nos ha costado. Pero ahora entendemos.
Por tu ternura, te damos gracias.

Todos: Gracias, Señor.

PERDÓN, SEÑOR

Guía: Por la palabra que callamos; perdón, Señor.

Todos: Perdón, Señor.

Guía: Por la mano que no tendimos. Por la mirada que desviamos ...Por el saludo que negamos …
Por el estimulo y el ánimo que no dimos. Te pedimos perdón.

Todos: Perdón, Señor.

Guía: Por la disculpa que no pedimos. Por la palabra que no escuchamos. Por la alegría que no compartimos ...
Por tantas lágrimas que no secamos; por todo esto, te pedimos perdón.

Todos: Perdón, Señor.

AYÚDANOS, SEÑOR

Guía: A comenzar bien este año.

Todos: Ayúdanos, Señor.

Guía: A ser más libres, a siempre volver a Ti, a trabajar más por nuestro País, a cultivar el amor en nuestra familia,
que seamos cada día más unidos, escucha nuestra petición:

Todos: Ayúdanos, Señor.

Guía: Que la paz comience en nuestra casa. Que seamos padres y madres ejemplares; hijos y hermanos solidarios.
Que entendamos que en familia, ganamos todos. Por esto, te pedimos ayuda:

Todos: Ayúdanos, Señor.

Guía: Gracias ...Perdón ...Ayúdanos. Repetimos estas palabras en nombre de cuantos no se acuerdan
de decírtelas o no te las quieran dirigir. Digamos todos: Gracias... Perdón... Ayúdanos...

Todos: Gracias... Perdón... Ayúdanos...

Guía: Y ahora, unidos por la misma fe, decimos: Padre nuestro que estás en el cielo...

Al final, siguiendo la bella costumbre venezolana,
los papás le dan la bendición a sus hijos
y así decretamos:

Otro Día para el Abrazo en Familia

 
 
Inicio Agenda Eventos Organigrama Contacto Abrazo en Familia Adulto Mayor Bioética y Vida COF EDAS Escuela de Padres Infancia Past. Situaciones Especiales Preparación al Matrimonio ExpoFamilia Consejo de P.F. Movimientos Familiares Liturgia Familiar Servicios Familiares¿Qué es la Pastoral Familiar? Derechos de la Familia Artículos Cartas Encíclicas Exhortaciones
 
Depsrtamento Arquidiocesano
de Pastoral Familiar e Infancia

C A R A C A S

© 2009

Desarrollado por: Dunixe Ayala

C L I C K   A Q U I